Buscar este blog

jueves, 15 de junio de 2017

“El que Pega Primero, Pega Dos Veces”... Por: José María Hinojosa Aguayo.


“El que Pega Primero, Pega Dos Veces”


Por: José María Hinojosa Aguayo

El Objetivo Regional.- Júrelo usted que hasta en el Pico de Orizaba se han de estar escuchando las carcajadas de los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE), ante las amenazas de “morenistas” y “panistas” por cancelar o invalidar las elecciones en los Estados de México y Coahuila, por lo que consideran ellos: un fraude monumental llevado a cabo por los “priístas” en estos Estados; Andrés Manuel López Obrador, rasgándose las vestiduras por defender lo indefendible, y el panista de Ricardo Anaya, amenazando con irse a la “resistencia civil”, si no son atendidos sus reclamos, cuando la realidad es bien conocida de todos, no existen partidos políticos que no tengan sus propios dominios territoriales (bastiones) en donde recurren a las mismas prácticas de la vieja escuela priísta: acarreos, compra de votos, vales de despensa, becas, materiales para construcción, etcétera, en la que todos están cortados con la misma tijera, por lo que no hay de otra, el que pega primero pega dos veces, y esto fue lo que sucedió en estas elecciones donde la gran mayoría de los partidos como MORENA, PAN y PRD, sólo por mencionar algunos, se creyeron el cuento de las mil y una noche, y al decidir no formar alianzas, se fueron solos a enfrentar a un Goliat (PRI) en su propio feudo, quien además al contar con los votos de sus socios, los del Verde Ecologista y Movimiento Ciudadano, fraccionaron el voto y fueron los que hicieron la diferencia a su favor, caso contrario: si a Andrés Manuel López Obrador no lo dominara la soberbia y tan siquiera hubiera hecho alianzas con el Partido del Trabajo (PT) o si el PAN y PRD formaran equipo como lo han hecho en otras elecciones otro gallo hoy les estaría cantando y los del lloriqueo serían otros, por lo que a partir de las próximas elecciones presidenciales del 2018 la mesa quedó servida para los partidos políticos que tengan la capacidad de fraccionar el voto con alianzas a su favor, unir fuerzas con partidos que aunque sean pequeños a la larga sumas muchos votos como sucedió en estas elecciones, aparte de que al sumar a estos pequeños, aumentan sus posibilidades de tener mayoría en las dos cámaras (diputados federales y senadores) y no les pase lo que a los panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón, que por no tener mayoría en las dos cámaras les boicoteaban todas sus iniciativas y proyectos, y si a eso les sumamos que en esos tiempos el 90 por ciento de los gobernadores eran del PRI, si no, otro sería nuestro México al día de hoy, y como opinan muchos, cuando menos nos quedó la satisfacción a los que votamos por ellos, que ninguno fue acusado de “ratero”, menos de corrupto.