Buscar este blog

domingo, 1 de mayo de 2016

¿Quién Detiene a los Perros de Navojoa?... ¿La Pavlovich, Silva Vela o el Mando Único Policial?... Por: Federico Lagarda Ibarra.


¿Quién Detiene a los Perros de Navojoa?

¿La Pavlovich, Silva Vela o el Mando Único Policial?

El SOL...
                                                          
Por: Federico Lagarda Ibarra

El Objetivo Regional.- En Navojoa, mientras no se diga lo contrario (oficialmente), siguen “latentes” los abusivos e ilegales “retenes” en lugares estratégicos del municipio, con el fin primordial de “chingarse” al pueblo trabajador… Al respecto, “nuestras fuentes” (algo encabronadas), nos aseguraron que en dichos retenes sólo se “joden” a la gente honesta que responsablemente se echa uno que otro “traguito”… Pero que no molestan, ni con el pétalo de una rosa, a los “Junior” (hijos de papi o de funcionarios corruptos), ni a sus mismos compañeros policías (e hijos) que andan haciendo “desmadres” bien borrachos o drogados… “Si se chingaran parejo a todos no hubiera ningún fijón, pero, como lo hacen selectivamente contra los jodidos, entonces sí, que vayan mucho a chingar a su madre tanto el comisario de policía, Valentín Gámez Granados, así como el jefe de tránsito, Manuel Alonso Méndez”, reflexiona la “perrada”… 
Aurelio Contreras y Eric Méndez,
                Perros Rabiosos de Tránsito Municipal de Navojoa
 
Recordándome lo publicado en este mismo espacio hará cosa de un mes y que a la letra dice: “Hay que Ponerle Bozal a los Perros de Seguridad Pública”, con todo respeto para los canes que no tienen ninguna culpa con dicha comparación… El caso es que este programa de supuesta “cero tolerancia” implementado contra los “ebrios y ebrias” de Navojoa, que aparentemente son los causantes de la mayoría de los accidentes de tránsito, no es bien visto por muchísimos ciudadanos honestos y trabajadores que acostumbran “empujarse” (responsablemente) uno que otro “traguito semanal”, como parte de una arraigada “subcultura” (costumbre)…
“Este *pinchi* alcoholímetro hace pagar a justos por pecadores, si quieren que la gente no chupe (tome) bebidas espirituales, entonces que el doctor Silva Vela empiece a cerrar cantinas, tiendas OXXO y depósitos, que son los que nos venden la cerveza”, opina la “vox populi”…
“No solamente los retenes instalados para la foto y para la prensa te chingan, sino también cualquier patrulla o agente motorizado te persigue con sus propios *retencitos*, cual viles perros, para quitarte tu lanita que va directamente a sus bolsillos”, aseguraron… “Qué no entenderá el alcalde, que con este programita está fomentando y legitimando que los méndigos chotas (policías) nomás nos aumenten la mochada a mil pesos”, es otro de los comentarios de varios navojoenses que se sienten agraviados con esta medida antialcohol… “Estamos como secuestrados (sitiados) en nuestra propia ciudad, pues ya no podemos convivir sanamente con nuestra familia en un restaurant, XV años, bodas o bautizos, toda vez que los agentes y sus patrullas están como perros rabiosos al acecho buscando como cazarnos para bajarnos la lana ¿Por qué nomás se *joden* al pueblo y no instalan también *retenes* (en la madrugada) por fuera del *Casino Social* de los méndigos ricos?”, agregaron…
J. Valentín Gámez G.
Manuel Alonso Méndez
Lo cierto es que este programa de “cero tolerancia” es en esencia: muy noble y saludable, no obstante de ello, ya son muchas las voces que desconfían de su “buena intención”, más que otra cosa, por la ancestral desconfianza que existe contra todo el cuerpo de seguridad pública… Corrupción policial que no desconoce el alcalde de Navojoa, no quedándole otro camino al “hijastro de Hipócrates” (doctor Raúl Silva Vela), sino el de empezar a correr a uno que otro policía bandido que sea descubierto en sus “tranzas”, siendo ésta la única manera de recuperar (aunque sea en parte) la credibilidad perdida…
Ojalá que esta delicada “cruzada antialcohol” emprendida por el presidente municipal, Silva Vela, contra la ciudadanía que conduce vehículos en estado etílico o inconveniente sea “comprendida” y no tenga que pagar el doctor un “costo político” muy alto en el 2018, cuando busque ser senador de la república…
Como última reflexión, tenemos la siguiente: “Hay que Ponerle Bozal a los Perros Rabiosos de la Policía y Tránsito Municipal”, a ver si así dejan de estar “mordiendo” y chingando al pueblo…