Buscar este blog

sábado, 15 de octubre de 2016

Alcalde de Huatabampo: Joven Promesa... Por: José María Hinojosa Aguayo.


Alcalde de Huatabampo: Joven Promesa

Por: José María Hinojosa Aguayo


El Objetivo Regional.- Que cosas tiene la vida: “Mariana”, de todos los presidentes municipales del sur de Sonora, el que al parecer, por los hechos, les está comiendo el mandado y se está proyectando como un futuro candidato a un puesto de mayor envergadura (diputación federal) es sin duda el joven alcalde de Huatabampo, Heliodoro Soto Holguín, quien sin hacer mucho ruido, tal parece ser, ya se echó a la bolsa a la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, por las frecuentes visitas que ésta hace a este municipio, y desde luego por la gran cantidad de apoyos que ha recibido y está por recibir de parte del gobierno del Estado: construcción de una planta tratadora de aguas residuales procedentes de Navojoa y Etchojoa, mismas (aguas negras) que se podrían emplear ya recicladas en los sectores agrícolas y empresariales, la extensión del Instituto Tecnológico de Huatabampo, un pilar educativo de éste y otros municipios vecinos, la construcción de una clínica hospital que mucha falta les hace y no conforme con esto todavía anuncia más obras de pavimentación y la construcción de una planta potabilizadora de agua para solucionar el problema que padecen con el vital líquido, este último proyecto por cierto, un ejemplo a seguir por los demás alcaldes, principalmente el del nuestra ciudad Navojoa, ya que a pesar de tantos años transcurridos aquí en la “Perla del Mayo” seguimos peor que nunca, pues el servicio de agua “dizque” potable que recibimos es de pésima calidad y exageradamente caro, por lo que nos urge una potabilizadora pero ya, en lugar de estar gastando millonadas de pesos cada administración, en lo que ya muchos llaman el circo del pueblo (Plaza 5 de Mayo).

Otro tema que ha levantado muchos comentarios adversos, es el presupuesto para el 2017 enviado por el nuevo Secretario de Hacienda, José Antonio Meade, a las dos cámaras (diputados y senadores) para su análisis y aprobación, el cual contempla mañosamente (soborno disfrazado) la cantidad de más de 900 mil millones de pesos en apoyo del programa de proyectos productivos que lógicamente como todo mundo ya sabe nadie rinde cuenta de ellos, sobre todo quienes son los beneficiados de este milagroso programa que resulta ser un regalo de los contribuyentes (fondos perdidos), por lo que aquí el cuestionamiento entre diputados y senadores no es la aprobación del citado presupuesto, ya que con tan sustancial “soborno” millonario a repartir, su aprobación se da por un hecho, el detalle aquí será el agarre entre las fracciones parlamentarias de cada partido por echar mano a tan suculento botín, o en su defecto a manos de quién irán a parar.