Buscar este blog

miércoles, 15 de febrero de 2017

Campaña Anticorrupción: Rotundo Fracaso... Por: José María Hinojosa Aguayo.



Campaña Anticorrupción: Rotundo Fracaso

Por: José María Hinojosa Aguayo

El Objetivo Regional.- La renombrada, caracaqueada y muy difundida campaña contra la corrupción en nuestro país, es y seguirá siendo un rotundo y estrepitoso “fracaso”, vemos la paja en el ojo ajeno (Trump) y no miramos el riel de ferrocarril que traemos en el nuestro, y que todavía se nos convoque a participar en un movimiento masivo a nivel nacional para demostrarle al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, la solidaridad del pueblo mexicano a sus instituciones y connacionales, en vez de aprovechar un movimiento de esa magnitud para atacar ese cáncer que nos corroe y ha convertido a todo el pueblo de México en carne de cañón a los ojos de todo el mundo por los altísimos niveles de corrupción que al día de hoy padecemos, al grado de que empresarios, comerciantes, transportistas, ya no sólo son extorsionados por servidores públicos (gobierno) o por el mal llamado crimen organizado, ahora la novedad más reciente es la cloaca de fraude y extorsión puesta al descubierto por la conductora de televisión (televisa) Denise Maerker y su equipo de colaboradores en el Estado de Nuevo León, en la mayoría de sus municipios, donde los extorsionadores que les cobraban cuotas o permisos para poder trabajar (locatarios de los mercados, taxistas, vías públicas, transportistas y un gran número de etcéteras), recabando cifras estratosféricas de cientos de millones de pesos en cada municipio, las cuales iban derechito sin pisar callo a las oficinas de la delegación estatal del sindicato de la CTM en ese Estado, lo inadmisible en esa entidad tan industrializada con tantas universidades famosas y hoy en día con un gobernador independiente (El Bronco), es que se permita que un sindicato (CTM) se tome la facultad de cobrar impuestos para su propia organización vía el chantaje, las amenazas y lo que es peor la corrupción y aún así transita como Pedro por su casa sin que nadie, ninguna autoridad los llame a rendir cuentas y devolver todo pero todo lo que se han robado, y que todavía para más burla: es un sindicato que presume estar al servicio de los trabajadores, por lo que no debemos de quejarnos porque el señor Trump nos cuestione de que en México hay muchos hombres malos que hay que combatir y castigar, mucho menos lamentarnos porque quiere deportar a 11 millones de indocumentados, lo que verdaderamente debe de preocuparnos son los más de 80 millones de mexicanos en pobreza, acabar con los malos gobiernos, terminar con el asfixiante sindicalismo que padecemos, eliminar las diputaciones y senadurías plurinominales, cortar de raíz los recursos que se le otorgan a los partidos políticos, reducir en cuando menos un 50% el sueldo de los funcionarios y magistrados, restablecer el estado de derecho, si viviéramos para lograr estos propósitos, nos asustaríamos de los miles y miles de millones que se ahorrarían, y lo que diga o dejara de hacer el señor Donald Trump nos lo pasaríamos por el arco del triunfo.