Buscar este blog

domingo, 2 de abril de 2017

Ex Alcalde de Navojoa: “Farsante Cómico de Barrio”... Claudia Pavlovich: “Mucho Rollo y Pocos Resultados”... Por: Federico Lagarda Ibarra.


Ex Alcalde de Navojoa: “Farsante Cómico de Barrio”

Claudia Pavlovich: “Mucho Rollo y Pocos Resultados”

El SOL...                                     
                       
Por: Federico Lagarda Ibarra

Claudia Pavlovich A.
Un sujeto abusivo y “mal intencionado” le preguntó a un “gay”: ¿Eres hombre o eres mujer?… Contestándole el homosexual: “mira cabrón, soy más hombre que tú y más mujer que tu chingada madre”… Después de la “anécdota” anterior, comentaremos que (en Sonora) vuelve a repetirse la misma historia de siempre: “mucho ruido y pocas nueces”, que inclusive ya parece una “mentada de madre” para la ciudadanía… Nos referimos al recurrente “rollo” de la gobernadora “espuria” (ilegítima), Claudia Pavlovich Arellano, en el sentido de que todo está bien dentro del solar sonorense, siendo que (en realidad) sucede todo lo opuesto, toda vez que nuestro Estado se está desmoronando en pedazos con tanta corrupción gubernamental, inseguridad, mentiras (apariencias) y desmadre político, entre otras muchas calamidades que a diario nos flagelan… Como que ya está bueno de abrir la enorme “bocota” nomás por abrirla, al igual que del “borrón y cuenta nueva”, pues, hasta la fecha no se conoce ni tan siquiera una sola denuncia formal en contra de los ex alcaldes que dejaron temblando a sus municipios, sino al contrario: los están premiando… Como que algo no “cuadra” en este escenario estercolero (lleno de excremento), puesto que, no es posible que la historia y la misma “vox populi” ya hayan “enjuiciado” (juzgado con suficientes elementos) a estos mismos políticos delincuentes: encontrándolos culpables de ser unos consumados “ladrones” y ahora están resultando que son más “santos” que el propio Papa Francisco… Ni hablar: son muy corruptos pero nada de pendejos… Lo que nos lleva nuevamente a reflexionar lo siguiente: ¿Hasta cuándo mis “lagañosos” ojos verán que los infantes de marina “enjaulen” a nuestras autoridades corruptas? ¿Cuándo tendremos la dicha de observar que los militares se lleven (igualmente) con las “manos esposadas” a nuestros políticos bandidos?...
Javier Barrón Torres
Por rumbos de Navojoa, en días pasados (por mala suerte) nos tocó “observar” al jefe de oficina de presidencia municipal, Javier Barrón Torres, quien nos dio la impresión de ser el mismo sujeto de siempre: frío (como víbora), farsante y soberbio (como él solo)… Recordándonos las palabras que en alguna ocasión nos expresó el ex dirigente del PRI local, Roberto Yépiz Alcántar, referente a que “El Chapito” Barrón era todo un “leperazo”… Lo que nos lleva a darle otro consejo de “a gratis” al “hijastro de Hipócrates”, doctor Raúl Silva Vela: cuidado alcalde, no le quite el ojo de encima al “Leperito” Barrón (ex alcalde interino priísta), pues así como éste traicionó al tricolor para irse con usted a buscar un “hueso” en el Ayuntamiento, lo mismo le puede hacer a su investidura, porque, quien traiciona una vez lo hará siempre (perro que come huevos aunque le quemen el hocico)…
Raúl A. Silva Vela
Por lo que estamos “obligados” a ahondar “nuevamente” sobre este “pedacito de porquería”… En verdad que causa coraje y a la vez lástima, “mirar” a algunos funcionarios públicos, que cuando andaban en campaña mostraban una actitud humilde, simpática y hasta bondadosa… Y ahora que ya firman y cobran como “cacas grandes”, se les observa: altaneros, déspotas, prepotentes y pagados de sí mismos, vaya, hasta de “pasito” cambiaron al andar… Recordándonos lo “cavilado” en este mismo espacio (hará cosa de algunos años), cuando este “columnista” se atrevió a criticar al ex alcalde interino de Navojoa y ahora inmaculado jefe de oficina de presidencia municipal, Javier Barrón Torres, y que a la letra dice: en serio que nos provocó risa, la “actitud” que asumió ante los comentarios que publicamos recientemente, el político pueblerino, Javier “Leperito” Barrón, flamante “jefe de oficina de presidencia”, quien se siente “campana de catedral”, cuando no llega ni a repique de “campanita de capilla” (de Pueblo Viejo)… En fin, este “pedazo de ser humano”, nos saludó con tal estridencia histriónica, que nos recordó a los “monitos” de “Los Supermachos” de Rius; igualmente el escaso público que atestiguó este humillante “acto” de “El Chapito” Barrón, lo calificó como un estilo deprimente y cómico digno de una “carpa de barrio”… Encuentro en el que Javier Barrón, creyó que encontraría en este reportero a un “patiño” para su pobre “sketch”, saliéndole el “tiro por la culata”… Pobre “pedacito de porquería”, porque las frases hechas en las “carpas” deshonran al cómico por “baratero”…