Buscar este blog

jueves, 16 de abril de 2015

¿Elección de Qué o de Quiénes?... Por: José María Hinojosa Aguayo.


¿Elección de Qué o de Quiénes?



Por: José María Hinojosa Aguayo




El Objetivo Regional.- ¡Elecciones, pero de qué!, porque se supone como lo más lógico cuando se efectúa una elección: es tener los ciudadanos la oportunidad de seleccionar a los mejores candidatos a los diferentes puestos de gobierno en disputa, los de mayor propuesta, los que ofrezcan verdaderas y reales alternativas de cambio, transparencia y honestidad, pero sobre todo, por aquellos o aquellas que tengan los pies sobre la tierra, que no se crean todólogos y que estén conscientes de sus limitaciones y capacidades, los que nos digan cómo y qué estrategias emplearán para resolver tanto rezago, quiénes serán los valientes que se comprometan a aplicar la ley al interior del gobierno (corrupción) sin distingos ni compadrazgos, lo cual sería lo normal a la hora de hacer nuestra selección, pero lo más lamentable en estos casos, es que no tenemos opción ya que la mayoría de los candidatos carecen de credibilidad, prometen las perlas de la virgen y no cumplen ni en su casa, aparte de que la mayoría ya tuvo la oportunidad de servir en otras áreas de gobierno y no sirvieron para maldita la cosa, y todavía aparte de ser astilla del mismo palo culpan a otros aspirantes de sus errores y de lo que ellos, cuando fueron gobierno, no fueron capaces de combatir o corregir, casos muy concretos: “delincuencia y corrupción” y que hoy gracias a su incapacidad nuestro país es un desastre como para que vengan a engatusarnos conque ellos son los únicos capaces de solucionar y terminar con este cáncer ya nacional, por lo que un servidor y mucha gente con un dedo de frente cuestionamos ¿Elección de qué o de quiénes se van a llevar a cabo este próximo 7 de Junio?, pues con excepción de algunos candidatos de los nuevos partidos, la mayoría son conocidos clientes electorales (chapulines) y claro los que no faltan nunca: los fósiles electorales que han vivido toda su vida del erario público y que, como en los sindicatos heredan a sus hijos o familiares a tan productiva actividad sin inversión alguna y segura, aparte de que ostentan el poder de la impunidad, por lo que no debería de extrañarnos que en un futuro próximo en lugar de elecciones se nos convoque a reelecciones de candidatos o se ponga en práctica el escalafón político por aquello de que son muy innovadores y tienen mucha creatividad (mañosadas) a los que hay que agregar, a como pintan las cosas, que a pesar de los gastos multimillonarios de este proceso electoral en víspera amenazan con ser las elecciones más desangeladas e insípidas por el hartazgo de la ciudadanía ante tanto comercial barato y contaminante sin sentido alguno, donde la única probable novedad sean los nombres de los candidatos y los nuevos partidos en las boletas electorales.