Buscar este blog

sábado, 3 de octubre de 2015

“Cucarachas Fumigadas”... Por: José María Hinojosa Aguayo.



“Cucarachas Fumigadas”

Por: José María Hinojosa Aguayo

El Objetivo Regional.- Si alguna prueba convincente necesitábamos los sonorenses para convencernos de que el ya famoso “slogan” político de los priístas de que sólo ellos sí saben gobernar, no es cierto, ya que no son más que una cantinflesca caricatura de los hechos a la hora de enfrentar la realidad, ya que la mayoría cuando son gobierno terminan peor que cuando empezaron, evidenciándose más sobre todo cuando tienen que entregar el poder a un sucesor de otro partido político que no les pueda cubrir las espaldas y pasar por alto todas sus sinvergüenzadas, como fue lo que realmente sucedió con las pasadas administraciones en la mayor parte de los municipios llamados grandes de Sonora y que eran gobernados por el “PRI” donde los ciudadanos en lugar de lamentarse les dieron las gracias porque ya se iban, un desastre (Nogales, Guaymas, San Luis Río Colorado, Navojoa, Agua Prieta) sólo por mencionar algunos de los municipios más importantes de Sonora, demostrando con hechos que ellos son tan malos como los que ellos llaman peores (azules) ya que para variar no cantan mal las rancheras en la que parece una competencia por demostrar quien es el más malo para gobernar, dejándole con ello una papa muy caliente a la nueva gobernadora Claudia Pavlovich Arellano que se comprometió públicamente a castigar a todos aquellos funcionarios que se aprovecharon de sus cargos para servirse en lugar de servir, sobre todo económicamente, que pasaron de ser cucarachas fumigadas a magnates o nuevos empresarios en el ramo de bienes raíces, por lo que todos los habitantes de Sonora sin distingos de ideologías o credos políticos estaremos muy pendientes de que se cumpla su promesa de castigar y llamar a cuentas a todos los malos funcionarios que se sirvieron con la cuchara grande sin recato alguno, con lo cual, sentaría un precedente histórico a nivel nacional, porque gran parte de esas promesas que ella hizo en su protesta como gobernadora ya se las hemos escuchado a gobernadores anteriores y ninguno ha cumplido su palabra, puro circo maroma y teatro, todo termina en negociaciones en las cúpulas de arriba: te perdono Sonora y tú perdóname Nuevo León, y ya no me la hagas tanto de tos con los normalistas de Ayotzinapa; porque de no cumplir téngalo por seguro que en las próximas elecciones en Sonora (3 años más) el cobro de facturas pendientes estará a la orden del día, y puede usted jurar que estos próximos seis años Sonora estará en la lupa de todos aquellos grupos políticos que se sintieron agredidos en su amor propio, y que estarán en espera de cualquier error que cometa este nuevo gobierno para cobrar venganza y sacarles los trapitos sucios a la vista cosa que creo no les será difícil si tomamos en cuenta que gran parte de sus principales colaboradores están etiquetados con tarjeta roja, y no se les conoce otro sustento que el de la teta.