Buscar este blog

sábado, 2 de abril de 2016

“Parque Infantil”: Demasiado Caro... Por: José María Hinojosa Aguayo.


“Parque Infantil”: Demasiado Caro

Por: José María Hinojosa Aguayo

El Objetivo Regional.- La pregunta obligada de la mayor parte de los navojoenses hoy en día es: ¿Cuánto nos cuesta y seguirá costando el famoso Parque Infantil de Navojoa? No sólo por la cuantiosa inversión y endeudamiento a largo plazo que éste representó para su construcción, sino también por el harto costo que le ha generado a la actual administración del Dr. Raúl Silva Vela para su mantenimiento y conservación, ya que se comenta, que cuenta con una cantidad de personal para juicio de muchos, totalmente injustificada para los ingresos que éste genera, por quienes más bien por novedad osan visitar este dizque “lugar de esparcimiento para nuestros hijos”, ya que como se comenta, resulta ser demasiado caro para la gran mayoría de la desaparecida clase media para abajo, por lo que no se descarta que esta “magna obra” sea un dolor de cabeza más para esta y futuras administraciones, donde habrán de pagar justos por pecadores, es decir, “El Pitillo” la hizo y el Dr. Raúl Silva Vela y sucesores la pagarán… 
En otro tema, pero no de menor importancia, llamó nuestra atención en un medio televisivo de la capital del Estado (Sonora), la participación del ex diputado federal panista, David Figueroa Ortega, con los titulares (conductores) de mega-noticias, Hilario Olea y Víctor Mendoza, abordando el tema del exagerado endeudamiento que existe en los tres niveles de gobierno (federal, estatal y municipal) que a la fecha tienen prácticamente contra la pared el desarrollo del país, pues nada más en lo que respecta en el ámbito federal, habló de una deuda de más de 500 mil millones, faltándole aclarar si eran en dólares o pesos mexicanos, generada por el actual gobierno (Peña Nieto) y anteriores, lo cual resulta alarmante desde cualquier punto de vista, más aún cuando no existen candados para frenar la cultura del endeudamiento y terminar con la nefasta práctica de hacer caravana con sombrero ajeno para luego hacer leña del árbol caído, como prácticamente dio a entender, sucedió en Sonora con el gobierno de Guillermo Padrés Elías, que si bien es cierto reconoció que fue un pésimo gobierno, no toda la deuda que existe en Sonora corresponde a su administración, pues de los 21,000 millones que se deben, 12,000 millones corresponden a los gobiernos priístas anteriores, 4,000 millones a los municipios y 5,000 millones al gobierno de Padrés, dando a entender que ven la paja en el ojo ajeno y no la viga que tienen en el suyo, casos muy concretos que de mi criterio muy personal puedo agregar, los gobiernos de Coahuila, Nuevo León, Veracruz, sólo por mencionar algunos ¿A quiénes han llamado a rendir cuentas? ¿A cuántos que usted sepa se les ha juzgado por enriquecimiento explicable (robo)?, ningún “pez” gordo, puros platos de segunda mesa (achichincles) son los que sientan en el banquillo de los acusados, a los que no tienen padrinos que los protejan o no tengan apellidos de alcurnia revolucionaria, como lo sentenciara José López Portillo cuando fue presidente de la república: la ley para mis enemigos, la justicia para mis amigos.