Buscar este blog

lunes, 14 de marzo de 2016

“Huizacheros del Periodismo”… Por: Federico Lagarda Ibarra.


“Huizacheros del Periodismo”…

El SOL...
                                                          
Por: Federico Lagarda Ibarra

El Objetivo Regional.- “Discriminación de Mexicanos por Mexicanos” y “Huizacheros del Periodismo”, fueron los dos “más recientes” temas que me tocaron comentar en la radiodifusora “La Mejor” (103.3 FM), en el escuchado programa: “Dígalo Sin Miedo”, que conduce el prestigiado periodista, Eduardo Córdova Guirado “Doña Paquita”… Ahí nos seguirán escuchando (Dios mediante y en tanto no me censuren) todos los viernes a las 7:45 de la mañana… A continuación, transcribimos “parte” de nuestra (más reciente) colaboración en la radio y que a la letra dice: ¿Será correcto “denominarnos” periodistas, todos aquellos qué “laboramos” en algún medio de comunicación o simplemente “somos” unos vulgares “huizacheros” del periodismo?... La anterior “reflexión”, obedece a los comentarios de “mala leche” que este “méndigo” reportero ha escuchado, relativos a que “malamente” nos hacemos llamar periodistas, sin tener una licenciatura en la materia o cuando menos en “ciencias de la comunicación”, por lo tanto, sólo y “legalmente” debemos de ser considerados como unos “huizacheros” del periodismo, a los que nuestra “constitución” o “carta magna” no protege en ningún sentido…
Periodistas: Federico Lagarda Ibarra (derecha),
con Eduardo Córdova Guirado (Doña Paquita)...
Claro está que la anterior “apreciación” es definitivamente una equivocación demasiado torcida, obtusa y que además encierra una “visión tan corta”, que se queda “uno” anonadado con tal “interpretación” jurídica, hecha seguramente por algún estúpido abogado, donde se observa (por los comentarios desdeñosamente expresados) a un “pipiolo”, inculto y aberrante “licenciado en derecho”, al que por lo visto le pasó de noche la materia de derecho constitucional, porque la “traducción” de la “Carta Magna”, es para gente y abogados que conocen precisamente el derecho, basado no solamente en la “letra”, sino en la “explicación” que tiene cada palabra y frase, ya que no es posible que un “neófito”, por el sólo hecho de gozar de un título universitario, tal vez “negociado”, utilice el mismo en su paupérrima interpretación (si es que la hay) y use a la misma constitución para regodearse con un falso conocimiento filosófico, histórico y jurídico, es decir: no saben interpretar el contexto de la ley… Por otro lado, en la escuela de periodismo más importante del país, que por cierto lleva el nombre del gran periodista del siglo XX, Carlos Septién García, han impartido clases no solamente quienes poseen un título profesional en periodismo, sino los que son y practican auténticamente dicho oficio y que algunos “babosos” despectivamente califican como “huizacheros”… Ahí tenemos a grandes periodistas (de cualquier área de medios de comunicación), que nos han dejado un excelente “legado”, como a un José Pagés Llergo (Revista Siempre!), a Carlos Monsiváis y muchos otros que se han hecho al calor de su vocación, al “olor” de las máquinas y de las tintas o a nivel local y regional, como lo fue don Manuel Corral Ruiz (Diario del Mayo) cuyas editoriales fueron leídas en varias ocasiones en la hora nacional, así como un “sinnúmero” de grandes personajes del periodismo “empírico”, quienes merecen todo nuestro respeto, toda vez que han realizado una carrera competitiva respetable, tradicional, trascendente y sin embargo no son licenciados universitarios en periodismo, pero que hacen una vida profesional con bastante calidad, que incluso superan a muchos que se dicen o que son licenciados en la materia, pero que denotan muy poca claridad y eficacia en esta actividad informativa… Igualmente, en el terreno del “derecho”, lo mismo podemos decir sobre algunos (ofensivamente llamados) “huizacheros”, que trabajan (responsablemente) mejor que muchos “abogados” egresados de la universidad (con títulos negociados) que no saben leer, redactar, ni interpretar el contexto de la ley… En fin, ejemplos existen muchos, que nos llevan a “aplastar” ese pobre criterio, esa personal “interpretación” jurídica, ese “miopismo” exacerbado y el desconocimiento supino de los que nos llaman “huizacheros” del periodismo…
Como en otras ocasiones, por cuestiones de tiempo (espacio), solamente nos alcanza para concluir: “el periodismo es una actividad y oficio, que se ejerce y proyecta, únicamente teniendo como bases mínimas el saber leer y escribir correctamente el idioma, aunado (desde luego) a la capacidad de percepción y sensibilidad de la problemática social en que se vive (su entorno)… Cuando una persona tiene esa vocación y medios económicos para realizarse en una universidad, sólo reafirma más sus conceptos y nunca a la inversa”… Siendo por ello, aunque les “duela” y moleste a “algunos”: sí es correcto llamarle periodista al que profesa este oficio… Ah, y el vocablo “huizachero” (del periodismo), por su pobre contenido, lo “pasamos” por donde los políticos y abogados se “pasan” las leyes…