Buscar este blog

martes, 31 de mayo de 2016

“Sanguijuelas Humanas”... Por: José María Hinojosa Aguayo.


“Sanguijuelas Humanas”


Por: José María Hinojosa Aguayo

El Objetivo Regional.- Con la novedad de que su Santidad el Papa Francisco, no se tocó el corazón para calificar de sanguijuelas y que vivían en pecado mortal todos aquellos patrones que explotan y se enriquecen a costillas de sus trabajadores sin misericordia alguna, lo cual, aunque no sea novedad para muchos, sí representa un llamado de atención muy importante para algunos sacerdotes y obispos que normalmente congregan en sus diócesis e iglesias, un gran número de estos bien llamados “sanguijuelas”, que consideran que por el hecho de asistir todos los domingos a misa y confesarse de vez en cuando, todos sus pecados les serán perdonados (borrón y cuenta nueva), nada más falso que una moneda de un centavo, y es aquí donde cardenales, obispos y sacerdotes, deberán pregonar con el ejemplo, dejar de mirar para arriba (ricos) y hacerlo hacia abajo e ir en busca de la función principal que les fue encomendada, practicar e ir en busca de las huellas del salvador y sus principios, dar de beber al sediento, de comer al hambriento, cobijar al que tiene frío, no hacer castillos en la tierra, mejor hacerlos en el cielo, lástima que el Papa no mencionó a otros chupasangre muy peligrosos y dañinos que existen, sobre todo en nuestro país (México), esos que por generaciones han vivido a costilla de los demás, y al parecer su reinado no tiene fin, y que por desgracia, es como una cadena que cada día agrega más eslabones en los sectores de nuestra sociedad, corrompiendo todo a su paso o lo que toca, ¿quién más se pueda usted imaginar que son?, claro que no pueden ser otros que los políticos que nos han gobernado y nos siguen gobernando por toda una vida, y sus eslabones son los partidos políticos, sindicatos, dependencias federales, estatales, municipales, empresarios, profesionistas y un titipuchal de etc, etc, que lucran con el dolor ajeno y aquí cabe por sólo poner un ejemplo el fraude monumental que muchos patrones cometen con sus trabajadores, es que aparte de pagarles minisalarios, los hacen trabajar más horas de las reglamentarias y no les pagan tiempo extra, los tienen registrados en el Seguro Social con salarios más bajos, afectando por supuesto sus prestaciones no sólo del IMSS, Infonavit sino sus pensiones para el retiro, al grado de que cuando les toca jubilarse les viene tocando una pensión que no les sirve ni para mal vivir, cuando debiera ser todo lo contrario, total estamos en manos de puros vampiros humanos que no tienen llene, y ya para poner fin a esta columna “lo inaudito”, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, falló en contra de los cuerpos de seguridad pública (policía) de la Ciudad de México, a la autorización para formar un sindicato en esa ciudad, argumentando que por estar al servicio de la ciudadanía era improcedente, y aquí lo inaudito es, ¿qué los trabajadores de Hacienda, IMSS, CFE y tantas otras dependencias federales, estatales y municipales que tienen sus sindicatos no están al servicio de la ciudadanía?, muy sencillo, vivimos en un país de muchas leyes, el problema es que cada quien las interpreta según les convenga.